Blog

Vegano, vegetariano, omnívoro… ¿Por qué comes lo que comes?

La comida es, en la mayoría de los casos, el centro de nuestra vida social, pero también, en muchas ocasiones, de nuestras conversaciones (o incluso discusiones). Y es que, algo que nos acerca tanto cada vez que tenemos una reunión o evento, parece que nos separa con solo un par de etiquetas: ¿Vegano? ¿Vegetariano? ¿Omnívoro? … ¿Quién es qué? Y sobre todo, ¿por qué?

En Mi Granito de Avena no vamos a decirte qué debes o no debes comer, pero si vamos a contarte algunas curiosidades y datos reales que, igual, te hacen entender mejor por qué algunas personas escogen un estilo de alimentación u otro.

Y esta moda de ser vegano ¿cuándo nace?

Puede que alguna vez lo hayas pensado. Y es que seguro que cada día conoces más personas veganas y puede que, incluso, no alcances a entender por qué. Pero ¿Te contamos un secreto? No es ninguna moda, y si lo es… Nació hace ya mucho tiempo.

No podemos hablarte de un primo, de una vecina o del tatarabuelo de nadie, pero podemos ponerte ejemplos de personas famosas a las que seguro que conoces, y que llevaban una dieta vegana (o vegetariana).

  • ALBERT EINSTEIN. Si, el científico alemán más famoso del siglo XX, fue adoptando una dieta vegetariana hasta defenderla como única forma de supervivencia de la especie humana. O por lo menos, la más sostenible para las personas.
  • LEONARDO DA VINCI. El arquitecto, músico, inventor, anatomista, escultor, geómetra ingeniero y pintor (si es que no se nos olvida nada), también optó por una dieta basada en vegetales.
  • MARY SHELLEY. La novelista y autora de esa obra que todos y todas conocemos: Frankenstein, llegó, incluso, a crear a su propio monstruo vegetariano.
  • MIGUEL DE CERVANTES. El escritor español más reconocido, nunca afirmó ser vegano ni vegetariano, pero si nos deja con esta frase: “La alimentación de los hombres superiores está basada en frutas y raíces crudas”.
  • SUSAN B. ANTHONY. Gran pionera del movimiento feminista y sufragista que se inclinó por apoyar, también, la causa que defendiera el bienestar animal.

Como es lógico, no tenemos manera de acercarnos a estas personas y preguntarles si es cierto lo que cuentan miles de blogs en internet acerca de sus dietas basadas en vegetales, pero, aunque alguno de ellos fuera solamente un rumor, seguiría habiendo muchas personas conocidas que basan su alimentación en una dieta vegana o vegetariana.

Ya pero… ¿Por qué?

Podemos hablarte de amor a los animales, por supuesto, pero existen muchas más razones que pueden llevar a una persona a consumir alimentos producidos sin crueldad animal. ¿Por ejemplo? Apoyar esa misma causa que hoy nos lleva a realizar compras a granel, sin plástico, utilizar cosmética sólida… Si, apoyar algo que nos preocupa (y mucho): El medio ambiente. Y es que:

Varios informes han encontrado que una dieta vegana tiene el mayor potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Un ejemplo de ello es el informe más reciente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (2019), que enfatizó un cambio hacia dietas basadas en plantas como una gran oportunidad para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero. – Vegan Outreach

Pero si tiene tantos beneficios y se puede llevar de una manera completamente saludable, ¿por qué no la adoptamos todas las personas del planeta?

Cultura, mitos y marketing

De cultura nosotros y nosotras, sabemos mucho ¿o acaso no vivimos por y para la dieta mediterránea? ¿Te imaginas tener que cambiar la alimentación de toda tu familia a golpe y porrazo? Un poco complicado… ¿Verdad? Pues imagínate hacerlo a nivel global. IMPOSIBLE.

Además, si fuese solo por la cultura… Pero las dietas basadas en vegetales están rodeadas de mitos y desinformación que intentan tacharlas de insanas, o pobres nutritivamente hablando. Y no tiene por qué. Es perfectamente compatible una alimentación vegana o vegetariana con la salud. Eso sí, hay que saber elegir los alimentos y las proporciones y buscar fuentes de información fiables y de calidad. Pero si tienes dudas, nuestro consejo es que consultes con algún especialista.

Y por último… El marketing. No vamos a meternos en camisa de once varas, y tampoco es nuestra intención, pero todos y todas nos podemos hacer una idea de la cantidad de dinero que mueve la industria cárnica y lo poco que interesa un mundo en el que las dietas sean exclusivamente vegetales. Así que sí, se va a invertir mucho dinero en hacer un buen marketing que nos convenza de todos los beneficios que tiene comer carne.

Nuestro granito de avena

No vamos a intentar convencerte de llevar una dieta vegana o vegetariana. Ni siquiera lo pretendemos. Pero sí tenemos algo que decirte. Si nos conoces, si habitualmente te preocupas por hacer tus compras de manera responsable, reducir la cantidad de carne que consumimos es, sin duda, un acto de compromiso con el planeta.

No te hablamos de eliminarla si no quieres. Pero contemplar la opción de reducir, siempre será favorable para el lugar en el que vivimos. Nosotras tenemos en la tienda muchos productos veganos que, seguro, te van a encantar. Recuerda que puedes consultar nuestro catálogo en nuestro canal de Whatsapp o venir a nuestra tienda en Granada y te atenderemos encantadas cualquier duda o consulta 😉

Recuerda: el cambio está en nuestras manos, cualquier granito, por pequeño que sea, aporta.

Deja un comentario