Blog

alimentos saludables

¿Cómo identificar alimentos saludables, sostenibles y seguros?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

¿Quién no se ha pasado varios minutos decidiendo si escoger un alimento o el que está al lado? Hoy en día no es sencillo saber si nuestra cesta de la compra es saludable o no, hay una gran variedad de posibilidades, información y desinformación, 8 etiquetas diferentes, etc. Pero por suerte hay formas de saber si estamos comprando alimentos saludables, seguros y que respetan el medio ambiente. Te las contamos.

alimentos saludables

Queremos alimentos de calidad, ¿pero esto qué significa?

Muchas veces decimos que el alimento X es de mejor calidad que el alimento Y porque sabe mejor y estéticamente es más vistoso, pero la calidad implica más que eso.

Con calidad de un alimento nos referimos tanto a un conjunto de cualidades sensoriales (olor, sabor, color, textura, forma y apariencia) como a su origen, composición, almacenamiento, comercialización, etc.

Por lo tanto, para saber si un alimento «es de calidad» debemos fijarnos en varios aspectos. A continuación, te traemos 4 consejos para que esto no te resulte una tarea complicada.

1. Comprender por qué un alimento es saludable y otro no

Lo primero, para llevar una dieta sana y equilibrada debemos saber qué productos incluir en ella y por lo tanto, saber diferenciar por qué un alimento es saludable y otro no.

Según las recomendaciones de la OMS, productos frescos como las frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales integrales son alimentos saludables. También señala que se debe ingerir la cantidad necesaria de azúcares, proteínas, fibras y grasas evitando alimentos procesados y ultraprocesados.

En este caso, existe muchísima desinformación ya que por ejemplo, en el caso de las grasas nos encontramos con alimentos ricos en grasas insaturadas (como la bollería o las galletas industriales) que son las llamadas grasas trans perjudiciales para nuestro organismo.

Por culpa de estos productos, mucha gente piensa que todas las grasas son malas y debemos eliminarlas de la dieta, pero no es así, ya que como cualquier otro nutriente, son necesarias para nuestra vida. Alimentos como el aceite de oliva virgen extra, aguacate, el huevo, la mantequilla, el aceite de coco, pescados azules o la carne grasa nos aportan la dosis necesaria de grasas saturadas o «colesterol bueno».

alimentos saludables

Algo parecido pasa con las proteínas, sobre todo las personas muy preocupadas con su peso tienden a aumentar el consumo proteico y a eliminar el graso. Pero muchas veces las proteínas añadidas a los alimentos no representan un beneficio extra, como pasa con las barritas energéticas que «sustituyen» una comida.

Pero aún así, a veces seguimos teniendo dudas, lo que lleva a tener que fijarnos en la composición y etiquetado de los alimentos, para saber si se trata de alimentos saludables o no.

2. Leer las etiquetas y la composición nutricional

Los productos más sanos son los más naturales posibles, es decir, cuantos menos ingredientes tenga mejor. Si al leer la etiqueta vemos una gran cantidad de compuestos, entre ellos aditivos, colorantes o conservantes lo más seguro es que nos encontremos ante un alimento procesado o ultraprocesado.

Un alimento procesado es aquel que ha sufrido cualquier proceso de elaboración industrial (es decir, los que no son frescos). Hay algunos de ellos como la pasta integral, las harinas de legumbres, los yogures naturales, el aove o la leche que no son perjudiciales para la salud.

En un escalón más inferior, se encuentran los ultraprocesados, que son aquellos elaborados a partir de otros alimentos y suelen tener un alto contenido en azúcar, aditivos, harinas refinadas y grasas trans.

En el caso de las etiquetas, debemos fijarnos que estén avaladas por algún organismo oficial, como por ejemplo la Ecolabel (Etiqueta Ecológica Europea), DGP (Denominación de Origen Protegida) o IGP (Indicación Geográfica Protegida).

alimentos saludables etiquetas
Etiquetas IGP y DGP. Fuente: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

3. Apuesta por alimentos de proximidad, de km 0 y a granel

Los alimentos de proximidad o de km 0 son una excelente opción para llevar una alimentación saludable y sostenible.

Los productos de cercanía pueden ser cultivados en la propia región o país, lo que conlleva un menor transporte y por lo tanto menos contaminación. Además, en este caso la cadena de distribución no tiene tantos intermediarios, lo que favorece el comercio local y el apoyo a los pequeños agricultores. 

En Mi Granito, compramos a productores locales y todos nuestros productos vienen sin envase (zero waste) evitando el sobreenvasado y el impacto ambiental que esto conlleva.

alimentos saludables
Frutas y verduras de temporada a granel en nuestra tienda física en Granada

Si llevas poco tiempo por aquí y te interesa saber cómo comprar alimentos saludables y comenzar una vida más sostenible, te dejamos algunos de nuestros post sobre consumo a granel:

4. Aplicaciones para identificar alimentos saludables

Existen muchas aplicaciones que sirven para escanear el etiquetado de los productos y según su composición los clasifica de más sanos a menos. Algunas también dan características sobre su producción  y su valoración nutricional.

Las más conocidas son Yuka, MyRealFood u Open Food Facts. ¿Las has probado?  

 

En Mi Granito de Avena elaboramos cada semana un menú sano y equilibrado para llevar una alimentación saludable cuando se tiene poco tiempo o no se tienen suficientes conocimientos sobre alimentación y nutrición. Puedes ver más información en Box Menú.

También ofrecemos asesoramiento personalizado donde hacemos una valoración nutricional inicial para adaptar tu alimentación a tus necesidades y objetivos. Te esperamos en Avenida Federico García Lorca, 7. Local 3. 🙂

Deja un comentario